La web 2.0: Un desafío en prospectiva

Es un hecho que las nuevas generaciones no conciben un mundo fuera de la digitalización, la navegación  web y el acceso a las redes sociales.

Cada vez a más temprana edad los ciudadanos de esta ‘aldea global’ tienen contacto con lo que antes era considerado como un mundo virtual, una dimensión paralela a la que vivimos, pero que realmente hoy hace parte de un único contexto.

Un reciente informe publicado por Farodevigo.es, indica que 7 de cada 10 adolescentes se conectan dos horas diarias a internet y que la edad en la que se inician los menores en la navegación en la web promedia entre los 6 y los 9 años.

También revela el estudio que un 90% de los encuestados tiene al menos un perfil en alguna red social, y cuatro de cada diez adolescentes reconocen que les costaría mucho o les molestaría dejar de conectarse a su red social todos los días.

Este escenario nos permite visualizar en prospectiva hacia dónde, en lo sucesivo, las compañías deberán direccionar las estrategias de marketing y comunicación, pues está claro que estos jóvenes que hoy acceden a la web nada más que como una afición, serán en unos años los nuevos consumidores, si en algunos casos ya no lo son.

El desafío es grande, pero las oportunidades son muchas. Mientras cinco años atrás las empresas ‘vanguardistas’, desde la óptica de la virtualidad, se limitaban a contar con páginas en las que se accedía a su contenido y un perfil en redes sociales que se actualizaba de vez en cuando, hoy la evolución de la web 2.0 ha hecho que se  transformen por  completo las formas  y los estilos.

De la comunicación unidireccional a la que se estaba acostumbrado, cada vez queda menos. Los usuarios tienen dominio sobre los espacios y exigen no sólo recibir la información de su interés sino poder participar. Estamos ante consumidores virtuales activos.

Es ahí donde cobran singular importancia las  Nuevas reglas de juego para las marcas y empresas derivadas de la web 2.0. que, si bien, demandan creatividad, ingenio y dominio sobre el entendimiento y manejo de los medios ‘on line’, también permiten optimizar y focalizar los esfuerzos hacia el público (target) al que se dirige nuestro producto o servicio.

Como anota el artículo publicado en el blog  Noticias de Hoy, la publicidad segmentada  se convierte en “la gran revolución de la publicidad en los últimos años”.

Mientras el debate sobre la efectividad futura de los medios tradicionales en los propósitos de marketing y comunicación versus los nuevos medios, sigue abierto, no se puede ignorar que en la medida en que la web 2.0 siga ganando adeptos y sea vista cada vez con mayor atracción por las marcas, la competencia por el posicionamiento y el anhelado lugar preferencial entre los consumidores necesariamente irá en aumento.

La delantera en esta acelerada competencia la tomará, no, quien llegue primero sino quien sorprenda con creatividad e innovación.

Por último es importante hacer precisión sobre algo fundamental. Y es que aunque el mundo, las técnicas de marketing y comunicación evolucionen, jamás se podrán divorciar estos planteamientos estratégicos de la calidad, la esencia y la ventaja competitiva que ofrezcan nuestros productos y servicios.

Si perdemos de vista estos elementos y nos concentramos sólo en lo primero, la web 2.0 lejos de ser el camino hacia la consecución de nuestros objetivos puede convertir en una pesadilla, en más rápido y seguro camino hacia el desprestigio y el aniquilamiento de marcas y empresas.

Andrés Forero H.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s